desembarco de normandia

Desembarcos de Cine.

Desembarcos de Cine.

Se ha cumplido hace poco 75 años desde que tuvo lugar el que posiblemente es el desembarco militar más conocido de todos. El Desembarco de Normandía. Posiblemente la acción bélica más veces llevada en el cine y los videojuegos. Punto de inflexión para EEUU en lo militar.

La más famosa de esas adaptaciones a día de hoy, que fue un antes y un después para el cine bélico a parte de una secuencia que supuso una matrícula de honor para Spielberg, es la que aparece en Salvar al Soldado Ryan.

No es tan recordada esta escena porque muestre algo nuevo. Ese desembarco, el de Normandía, había salido decenas de veces y ha seguido apareciendo en cine. Con escenas muy logradas unas veces y otras menos.

Tampoco porque sea especialmente violenta, que lo es. O por grandes interpretaciones, que las tiene, pero no más o menos que otras. Pienso que es por lo magistralmente bien introducido que está cada pequeño detalle. Lo impactante que resulta cada plano. Todo lo que nos hace introducirnos, como las balas en el mar, cada recurso que usa Spielberg para trasladarnos a la acción. De forma realista y sobrecogedora.

Desde luego si dices desembarco y película en la misma frase, seguramente la primera que venga a la cabeza, y con razón, será: «Salvar al Soldado Ryan«.

Sin duda esta es una impresionante recreación. Pero creo que hay otras escenas de desembarco que conviene recordar.

-Vienen desde arriba

Un desembarco puede ser también helitransportado. Del aire a la tierra. Y un ejemplo muy detallado y realista lo vimos en «Cuando eramos soldados«.

La Guerra de Vietnam fue uno de los primeros conflictos en los que los enemigos eran transportados al corazón de la batalla desde el aire en helicópteros.En esta película vemos varios ejemplos y situaciones diferentes en los que traen y se llevan tropas americanas durante la Batalla del Valle de la Drang. La película gira en torno a esa nueva forma de hacer la guerra.

Una de las virtudes que Randall Wallace tiene a la hora de mostrar las escenas, que dicho sea de paso, están muy logradas, es que vemos la reacción del enemigo (los vietnamitas en este caso). Algo que para mi siempre es bien recibido. Creo que así el público comprende mejor todo lo que ocurre. Hay más inmersión.

Volvemos a la Segunda Guerra Mundial, pero cambiamos de frente. Además con una doble sesión.

-Las dos caras de la moneda

Si antes mencionaba que ver las reacciones de los enemigos era algo que considero que ayuda a entrar en la película, no puedo dejar de lado el proyecto en el que vemos las dos caras de la batalla.

Eastwood y Spielberg se unieron para traer dos puntos de vista: Banderas de nuestros padres, en el lado americano y Cartas desde Iwo Jima en el japonés. Las dos tratan de una de las últimas batallas de la Segunda Guerra Mundial, la de Iwo Jima.

Se podría ser muy simplista y decir que no es más que una copia de lo que trajo Spielberg en el 98 con otra ambientación. Pero creo que es bastante injusto, pues en estas dos películas vemos cómo se conceptúa por uno y otro bando la batalla, además de que hay varios elementos como ver a hombres y tensión acumularse en la playa, o la conjunción de toda la potencia de fuego arremeter con la isla en sí en busca de un enemigo que sólo es visible al atacar.

Todo esto hace a estas escenas de desembarco muy especiales y hay que tenerlas en cuenta.

-A la vieja usanza

Entrando en el mundo de la ficción, más bien de los mitos, encontramos el desembarco de los griegos en la película Troya (2004). Donde vemos una secuencia que pese a estar ambientada en una antigüedad ficticia, trae mucho realismo, acción detallada y violenta y elementos inesperados cómo el fuego. Con un muy poderoso Aquiles (Brad Pitt) ejecutando a sus adversarios a través de una muy trabajada coreografía.

Es un desembarco un tanto diferente a lo que más abunda, pues pocos ejemplos de batallas así, a espada y flechas saliendo del mar, hay en el cine. Cuando en realidad, históricamente en la antigüedad se han llevado a cabo muchos.

Otro ejemplo que quiero mencionar, de espadas y flechas y mucho más ficticio es el que encontramos en el Retorno del Rey (2003). No es una escena importante para la trama, no se centra en grandes protagonistas, podría haber sido omitida con facilidad para aligerar metraje. Pero Peter Jackson nos trae una interante escena. Sobre todo porque en poco tiempo vemos un combate en el que la estrategia está bastante bien presentada, un juego de ocultación por parte de los orcos que caen en una emboscada efectuada por los gondorianos defensores de Minas Tirith.

Una escena corta, bastante intrascendente, pero que está realizada con sentido y nos ofrece algo diferente.

-Guerra Galáctica

Damos un salto de escala planetaria y dedicaremos una sección completa a Star Wars.

Esta saga hace honor a su nombre y muestra todo tipo de escenarios bélicos. Abordajes, guerra acorazada, emboscadas y por supuesto desembarcos. Tanto aerotransportados cómo navales.

Por aire llegan los clones a Geonosis. Vemos todo un despliegue de cañoneras llevando a los clones de un lugar a otro (haciendo una analogía con los helicópteros de nuestro mundo). Por mar van los droides en Kashyyyk, en una batalla que vemos, es intensa, pero que por otra parte a penas podemos contemplar.

Pero la que sí contenplamos hasta el más mínimo detalle es la de Scarif.

En Rogue One nos muestran cómo tras infiltrase un grupo de rebeldes en el complejo imperial, estos son reforzados desde el aire.

La batalla va creciendo progresivamente. Se lucha en el espacio, en la atmósfera, en las bases imperiales, vienen rebeldes a las playas. Hay de todo. Incluso vemos el despliegue de unas fuerzas especiales imperiales, que también tratan de reforzar a sus compañeros.

Dejó el listón muy alto esta batalla de Rogue One para cualquiera que venga a Star Wars en un futuro.

-Desembarco suicida

Hemos traído varios ejemplos muy recordados, pertenecientes a películas recientes y potentes. Pero me gustaría rescatar un ejemplo de hace tiempo.

Hablo de la película Misión Suicida (1967). En ella un grupo de comandos ingleses, durante la Segunda Guerra Mundial, realiza una incursión sobre un puerto de la Francia Ocupada. Basada en la que se realizó en la realidad sobre el puerto de Saint-Nazaire, pero cambiando ligeramente los hechos.

A parte de que en general me parece una buena película. Pese a que la escena del desembarco dura poco. Es sobre lo que gira todo. Vemos todo el proceso, el entrenamiento, planificación, acciones secundarias, seguimiento por parte de los nazis. Además el método para tomar tierra es totalmente suicida. Empotrar un barco sobre una parte del puerto.

-¿Qué nos depara el futuro?

Precisamente en el trailer de Terminator: Destino Oscuro, podemos ver cómo varios exterminadores salen del agua en una playa con obstáculos y muchos muertos en la arena (que por cierto, es una playa almeriense). Parece que vamos a ver otro nuevo desembarco diferente pronto.

¡Buen Otoño! Se despide Ka.

Gracias por seguirnos y dar like
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *